Mientras escribíamos este blog estuvimos recordando cuando éramos niños y la felicidad nos invadía al ver que Halloween estaba cada vez más cerca, pues nos parecía la fecha perfecta para divertirnos con nuestros amigos, convertir la fantasía en realidad y ser nuestro personaje favorito. Por esa razón quisimos dedicar un blog a este tema, ya que sabemos cuánto te importa que tus hijos pasen un buen rato, ¿y qué mejor manera que organizar algo para ellos y sus amigos?

Paso 1: A decorar juntos.

Lo mejor de esta fecha es que ni el presupuesto, ni la inversión en decoración es lo que realmente importa. Lo especial de Halloween es que podemos despertar nuestro niño interior y dejar que la imaginación sea la que nos guíe. Por eso, cuando de decorar se trata, pensar como niño es la clave para dejar fluir nuestra creatividad. ¿Qué tal si te reunes con tus pequeños y escuchas sus ideas? Así podrán elegir y crear sus propios elementos decorativos; convertir la cartulina en murciélagos o arañas, las sábanas en fantasmas, o cualquier otro material, en una decoración única e inolvidable mientras se divierten en familia.

Paso 2: Piensa en los juegos

Una fiesta  no estaría completa sin esos juegos y actividades que tanto divierte e integra a los niños. Y aunque los tiempos cambien, existen algunos clásicos que los pequeños adoran, como el famoso tingo – tango, las sillas musicales, o “congelados”. Pero, ¿cómo hacer que estos tengan una atmósfera distinta? Sencillo: deja que la temática de Halloween se apodere de ellos al reemplazar la típica pelota del tingo – tango por una canasta de calabaza llena de dulces; disfraza las sillas y conviértelas en unas “tumbas”; o sugiere a los niños interpretar a su personaje hasta quedar “petrificados” cuando se detenga la música. Mientras todos juegan, puedes demostrar tus habilidades en la cocina y ofrecerles unas deliciosas Empanadas Antioqueñas, una preparación práctica y deliciosa que le gusta a todos.

Paso 3: Premia el mejor disfraz

Para los niños, una de las cosas más emocionantes de Halloween es que reconozcan que tienen el mejor disfraz de la noche, por eso, puedes premiarlos regalándoles unas exquisitas Canastillas Rellenas de Stroganoff, a las cuales le puedes dar un pequeño toque acorde a la fecha, al hacerlas en forma de calabaza o calavera.

Recuerda que nuestro mejor consejo para hacer una fiesta inolvidable es que despiertes tu niño interior, pues te permitirá tener ideas divertidas para que puedas disfrutar Halloween junto a tus pequeños. Por otro lado, si deseas conocer más recetas para este o cualquier otro día, ingresa aquí o síguenos en Facebook para que no te pierdas de más ideas como esta. ¡Nos vemos en un próximo blog!