El choclo es un alimento tan saludable, que ha estado presente en nuestra vida desde que pudimos empezar a comer sólidos. Ya fuera como crema, puré o incluso que masticaramos sus granos enteros, este alimento juega un papel importante en la nutrición desde nuestra infancia gracias a su contenido de vitaminas, proteínas, grasas, carbohidratos y minerales.

Por eso, para 2019 queremos que aprendas a amarlo tanto como lo hacemos nosotros y una muestra de eso, fue cuando lanzamos nuestra nueva fórmula de Doñarepa Choclo para ofrecerte aún más beneficios, entre los que están cualidades como más sabor a choclo y una mejor textura de tus preparaciones

Pero para amar este ingrediente, primero necesitas saber de dónde proviene, así que vamos a devolvernos un poco y tomar una pequeña clase de historia del maíz para ponerte en contexto: Transportémonos justo a ese tiempo en el que nuestros antepasados descubrieron el maíz.

Según registros históricos, este famoso ingrediente se usa desde hace aproximadamente 8.000 años y es originario de México. En territorio colombiano, los muiscas lo consideraban un regalo de los dioses y fue muy venerado por sus cualidades nutricionales y aportes a la gastronomía local, pero ¿sabías que existen más de 300 tipos diferentes de este ingrediente?

Uno de ellos es el choclo, un tipo de maíz de granos tiernos y blandos, el cuál hace parte de la tradición culinaria de Colombia, pues su versatilidad lo hace el centro de atención de preparaciones como arepas, masitas, envueltos, muffins e incluso torta, así que ¿por qué no te animas a hacerlo parte de tu día a día?

Como ves, razones para amar este ingrediente hay muchas. Anímate a incluirlo más en tu alimentación y podrás disfrutar de todos sus nutrientes y exquisito sabor.